Váter humilde

Bueno, bueno, bueno, no están pasando cosas en el mundo como para tener que ver este tipo de cosas… Yo pensaba que los ricos se conformaban con no saber cuantas mansiones disponían, con no tener que mirar sus facturas del gas o de la luz ya que no se dan cuenta de cuanto tienen en el banco.

Lo que no puedo creer es que hasta cuando van al baño tienen que saber que son ricos. A mi me daría pena tener que hacer nada en esta preciosidad de váter. No me digáis que no es fashion. Eso sí, para lo que vale yo me conformaba con uno de Roca, de esos que vienen con la casa.

Es increíble la de cosas que hay, la de derroches que se hacen en el mundo a todas horas, ¿Acaso esto es necesario? Un inodoro con cristales de Swarovski valorado en nada más y nada menos que 75.000 dólares. En fin, por muy bonito que sea y por mucho dinero que tuviese yo estas cosas no las compraría nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *