Archivos de Etiquetas: sal

Tu propio portavelas

¿Os acordáis de las entradas que os puse hace unos días de “Hazlo tú mismo”?. Pues hoy va algo igual, especial para estas Navidades, donde es más probable que la gente encienda velitas esa noche. Yo he comprado unas especiales en color blanco con la cifra 2012 en purpurina plateada. Las he comprado en casashops, y vienen seis por 3’99 €.

Hoy se trata de coger unos botes de conservas que ya no utilicéis en casa, o botes de miel por ejemplo. Abajo, tendréis que poner algo como arena de colores, sal gorda, sal fina, o por qué no, poner sal de colores hecha por vosotros.

Se trata de una técnica que hacía y sigo haciendo a veces. Coger sal, papel de periódico y tizas de colores. Id rascando la sal con las tizas, y “tachán”, sal de colores casera =) Luego id rellenando los botes, poned una velita, y ya tendréis vuestros portavelas caseros y de lo más originales.

Salero y Pimentero

Me encantan estos conejitos tan graciosos. Ya tengo por lo menos 3 juegos de salero y pimentero, uno de Hello Kitty, otro de ositos, y otro de dados, pero es que compraría estos. Se llaman Mini magnetic de Chef’n, y gracias a su diseño en forma de conejo, podremos disfrutar de la sal y la pimienta recién molida, lo cual hace que me guste aún más.

Supongo que ya sabréis como funciona, pero para los que no os diré que hay que apretar sus orejas de tal forma que obtendréis la sal o la pimienta deseada. Lo que más me gusta de los molinillos es que además del sabor (que se nota mucho), el ruido que hace de estar moliendo, llamarme rara pero me gusta.

Su precio no es muy excesivo, pues está en torno a los 12 ó 13 euros. Y algo más, es magnético y lo podéis poner en la nevera y cogerlo siempre que lo uséis.

Saque Pimate

No sé si os pasará a alguno de vosotros, pero por mucho que me hayan intentado enseñar, jamás he podido aprender a “jugar” a este juego tan complejo. Admiro a la gente que se tira horas y horas jugando en un torneo, pensando la jugada perfecta, y con el tiempo exacto. Yo por más que miro, no entiendo mucho.

Ya sabéis que las películas de Harry Potter han terminado ya con el súper final que se ha estrenado el ldía 15. Yo tuve que hacer cola para conseguir mi entrada, y la verdad es que mereció la pena. Digo esto, ya que en la primera película, al final de la misma, se juega
una partida de ajedrez viviente.

Si os gusta el ajedrez y la cocina, estos accesorios son de lo mejorcito que podréis encontrar para poder guardar la sal y la pimienta.
En el sitio oficial de Kikkerland, podréis conseguir este juego de cristal tan curioso y por supuesto original. Si os interesa saber el precio, son unos 26 euros.

Salty, el muñeco sabroso!

Ya se nos ha echado la Navidad encima. En menos de un mes vendrá papá Noel y más tarde los Reyes Magos. Hay que comenzar con los detalles para esas comidas familiares o entre amigos. Para los que tienen miedo de que su comida o cena quede sdalada, mejor es que no echen mucha sal y que los invitados tengan que echarse la sal después.

Para estos días os traigo una buena idea para vuestras mesas. Se trata de un salero en forma de muñeco de nieve. Al verlo me ha encantado, llamádome mucho la atención su nariz de color naranja, como si de una pequeña zanahoria se tratase.

En realidad no podría ser posible que un muñeco de nieve estuviese relleno de sal, ya que la sal sabemos que disuelve la nieve. Su nombre es Salty, un nombre muy de muñeco y muy divertido. Tiene pinta de ser un cristal muy finito, así que, ¡cuidado no se os caiga!.

Luz de sal

¡Chicos y chicas! ¿Cuánto tiempo hacía que no os escribía nada sobre la tienda casa? Me parece que hace ya unos cuantos meses. La verdad es que cada vez que paso por al lado de esta tienda no puedo evitar las ganas que me entran y ver cualquier cosa nueva que me guste para así comprarla para decorar mi salón, mi dormitorio, baño, cocina, entrada, etc.

Claro que he picado. Lo que más me ha gustado es un anillo abridor de botellines, ideal para esas fiestas de verano en el jardín, y lo que más me ha gustado comprar que lo he puesto nada más llegar a casa. Es un recipiente para poner velitas, hecho por sal.

Es como esas lámparas de sal que venden, pero en vez de funcionar con bombilla pues va con una vela de cualquier tipo. Me aporta mucha serenidad, y acompañado por un palito de incienso de relax, es perfecto para escuchar un poco de chill out y desconectar. ¿Su precio? Pues es como para comprarse 10 ó 20 de ellos. Tan solo 1.95. Toda una ganga. Acercáos a casashops y veréis.

Oro salado

Bien sabemos todos que hay gente con bastante dinero , tanto como para poder permitirse el lujo de añadir sal o pimienta a sus platos con estas dos bolitas tan espectaculares. El conjunto de salero y pimentero está realizado en oro y diamantes de Swarovski. Ya hemos puesto en este blog algunos artículos de lujo, como por ejemplo un retrete de unos 18 millones de dólares creo recordar.

En la zona de mascotas pusimos una vez una cama de diamantes de Swarovski también. Volciendo al salero, me resulta que su precio no supera los 170 dólares, así que me parece muy raro. Su precio dado a los materiales no es muy excesivo, ya que no es nada exagerado y podría estar al alcance de muchos bolsillos.

¿Y si en vez de tener un buen tamaño nada más que caben un granito de sal y otro de pimienta? Si alguien de vosotros se anima ,¡tenedme informada! Más información en beautiful life

El gato a la sal

La sal que solemos utilizar en el día a día se llama sal de mesa, aunque la abreviamos. Se obtiene gracias a la evaporación del agua marina o de su extracción en la mina en forma de mineral. Gracias a los receptores de nuestra lengua somos capaces de notar si nos hemos pasado de sal o si nos hemos quedado cortos. Para esto siempre es mejor restar que sumar.

La sal es el único mineral comestible por nosotros los humanos, y posiblemente es uno de los condimentos más antiguos. Para los días en los que nos apetece darnos un caprichito y nos ponemos a cocinar por ejemplo patatas fritas, además de intentar freírlas con aceite de girasol, aquí tenemos estos saleros tan originales.

Tenemos un gatito también para la pimienta. Los podemos colgar de cualquier bol y quedará muy curioso. Cuando no los queramos tener colgados de un bol, se quedarán abrazados en cuanto los apoyemos en cualquier superficie lisa.