En el aire

La sensación que me proporciona este cuarto de baño es una sensación agradable, sencilla pero a la vez compleja, ya que no es el típico baño de una casa normal. La ducha está instalada directamente en el suelo, y como podéis ver la encimera del lavabo está suspendida en el aire. Aparentemente pareceque simplemente la sujetan dos cuerdas ancladas a la pared.

La pieza parece ser un material bastante pesado, pero da la sensación de ser muy ligera, como si de un balancín se tratase. A su vez, las ventanas tienen unas formas que dan ese aspecto al suelo del baño, haciendo así un espacio todavía más especial gracias a la magia de las sombras.

Eso sí, este baño no sirve para los que vayan a lavarse los dientes de forma rápida pensando en que esta encimera puede caerse irremediablemente en sus piés, ya que nos quedaríamos bastante amargos.