Bombilla de diseño

Si nos preguntasen cuántos tipos de bombillas conocemos tal vez diríamos que unos cuatro o cinco modelos. Sin contar con las de bajo consumo, luz cálida o fría, de led, de colores, etc. Ya era hora de que a alguien se le ocurriese el diseñar una bombilla tan peculiar como la que veis en la foto de arriba.

Se trata de una bombilla de la serie Plumen de Hulger. Es bastante bonita y a la vez rara. Con este modelo de bombilla no hace ni falta poner una lámpara, ya que así es suficientemente vistosa.

Hace unos años no podríamos pensar que las bombillas no siempre iban a ser redonditas, y simplemente diferenciarlas por la rosca fina o gruesa. No creo que haya lámparas que encajen bien con esta bombilla, por lo que seguro que así queda genial. ¿El mejor lugar? Pues sin duda el salón o la entrada a la casa. Podéis ver más sobre este diseño en Apartament Therapy.

Luz con cera

Corren tiempos malos en la economía del país, y por supuesto de muchas casas. Pero qué le vamos a hacer, no nos queda otro remedio que esperar a que acabe el chaparrón. Hay que intentar reducir gastos por todas partes, y menos mal que ahora el reloj ha sido adelantado y tenemos bastante más tiempo de luz. Así no tenemos que enchufar la luz a las 18’00 de la tarde como hace poco.

Ahora disponemos de una luz más o menos buena hasta las 20’30-21’00 que es cuando ya hay que enchufarla. Para ahorrar luz se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo apagar la luz al ver la tele, o en vez de tener la luz central tener una pequeña lamparita.

Antiguamente se utilizaban velas como modo de iluminación, y eso es lo que os traigo hoy. Unas curiosas velas con una forma tan original que parece ser una verdadera lámpara.