Álvaro Siza, la tradición es un medio para la innovación

Centro Galego de Arte Contemporáneo (interior)

Álvaro Siza, cuyo nombre completo es Álvaro Joaquim de Melo Siza Vieira, es un arquitecto nacido en Matosinhos, un puerto pesquero cercano a Oporto, Portugal. A pesar de querer ser escultor desde su infancia, acabó dedicándose a la arquitectura, en parte para satisfacer a su padre y en parte por un viaje que realizó a Barcelona en 1940 y ver las obras de Antoni Gaudí.

Se acabó licenciando en la Facultad de Arquitectura de Oporto, más adelante fue profesor en la escuela superior de bellas artes y en la facultad de arquitectura de Oporto, aunque también ha sido invitado especial en las escuelas y universidades más prestigiosas de todo el mundo: en Harvard, Bogotá, Pensilvania, etc.

También ha sido galardonado con varios premios: en 1988 recibió el premio de arquitectura contemporánea Mies Van der Rohe, en 1992 ganó el premio Pritzker, y en el año 2001 recibió el premio de la fundación Wolf de las Artes.

Centro Galego de arte contemporáneo (exterior)

Ha construido numerables veces en España, y algunas de sus obras más características en nuestro país son:

El centro meteorológico de la Villa Olímpica en Barcelona, construido en 1992, coincidiendo con las olimpiadas.

El centro Galego de Arte Contemporáneo en Santiago de Compostela, en 1993 pero con programación estable en 1995, centro que tiene como objetivo fomentar la cultura y las artes en Galicia.

El edificio del Rectorado de la universidad de Alicante, en el año 1997

El polideportivo ribera Serrallo, situado en Cornellà del Llobregat, Barcelona, construido en el 2004.

Y en la actualidad está construyendo el Paraninfo de la UPV, Universidad del Pais Vasco, Bilbao, en la zona centro de Abandoibarra que se calcula estará listo en el 2009. Se sabe que es un edificio en forma de L.

Alvaro Siza en la portada de la prestigiosa revista de arquitectura Croquis

Sus obras destacan por combinar la arquitectura moderna con conceptos tradicionales intentando adaptarse y combinarse con el espacio de alrededor de sus edificios, respetando el paisaje y el ambiente local sin perder originalidad e innovación.