La música

pentagramita

Este precioso cuadro puede tenerlo cualquier persona, pero sobre todo una persona a la que le agrade la música, que sienta cada sonido y cada silencio de ella, y que sepa entender la melodía y la armonía que a ella le sigue, el ritmo, el timbre…
Sabemos que antiguamente, en Grecia, se utilizaba como componente en la poesía, para acompañar ese arte de las musas, las cuales inspiraban a los artistas.

¿Qué respondemos si nos dicen qué es la música? Pues yo exactamente no sé lo que diría, seguramente diría que se trata de sonidos transformados en notas, mezclados entre sí para hacer preciosas melodías y canciones.

Lo bueno que tiene la música entre otras cosas es que, podemos elegir infinitas canciones dependiendo de nuestro estado de ánimo. Es curioso como asociamos una canción a un ser querido, o a una etapa de nuestras vidas. Es algo magnífico, con lo cual yo no podría vivir.

Este cuadro nos quedaría bien en cualquier tipo de tono que tengamos en el salón, ya que sabemos el juego que nos da el blanco y el negro. Podemos hacer con estos colores prácticamente de todo.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *