La Chimenea

La chimenea, están diseñadas para capturar, llevar el humo y los gases calientes fuera del hogar, que por lo general de ventilación en el techo.

Las convencionales chimeneas han sido construidas de ladrillo y mortero, revestidas con azulejos y con un límite de mortero para sellar la parte superior contra la intemperie. Pero hoy más reciente, es más fácil de instalar, los tipos de chimeneas están hechas de metal y se venden como kits prefabricados. Estas son mucho más fáciles de instalar y en el caso de un terremoto u otro desastre, hay menos probabilidades de caer.

Por eso tener una chimenea en casa puede ser una necesidad, debido al clima o solo un detalle decorativo, que colabora con la estética del ambiente. Por lo que, una chimenea es un valor agregado, más allá del clima de la zona en la que vivamos. Existen una gran variedad de chimeneas, modelos, de diferente material e incluso prefabricados, pero lo más importante habrá que definir cual se adecua más a las necesidades del usuario.

Tipos de chimeneas :

Lo primero es que debemos decidir qué tipo de chimenea es el correcto,  por supuesto el modelo tiene que hacer juego con el ambiente en que se encuentre.

Hogar abierto, son las tradicionales. Están formadas por una caja de paredes de piedra o ladrillo, en cuyo interior se quema la leña (esa de las películas de vaqueros o románticas antiguas). Su rendimiento es calórico y lo bueno que son muy decorativas.

Recuperadores de calor,  son cajas metálicas de combustión, con puerta de cristal, son muy modernos y estéticos. Sobre todo que  permite regular la leña que se quema, es de fácil instalación.

Chimeneas de gas, Como su mismo nombre lo dice funciona a gas, tanto de butano o propano, se pueden instalar en cualquier lugar.
Sobre todo es ventajoso porque no contamina el medio ambiente como las otras chimeneas diseñadas para quemar madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *