Casa cueva

El concepto de las casas-cueva en contraposición con la vivienda tradicional que se construye encima del solar, en realidad no es vivir bajo tierra, sino con la tierra, estando en armonía con la naturaleza.

En la casa-cueva, la superficie del suelo sirve com techo de la vivienda, que aisla y protege del frío y la humedad del ambiente exterior. Normalmente se buscan y aprovechan las formaciones naturales del terreno para construirlas en vez de crear el espacio a proposito, con la filosofía de respetar la naturaleza y las formaciones que han tardado siglos en formarse.

Las venatas de una casa-cueva son las siguientes:

  • Condiciones climáticas: tienen una agradable temperatura interior, aislandonos de la calor o del frío exterior y manteniendose la casa a la misma temperatura que la tierra, con frescor en verano y protección contra el frío en invierno.
  • Ahorro de energía: aproximadamente ahorro del 50% de energía respecto a una casa típica.
  • Protección contra tormentas y terremotos: no pueden ser ni destruidas, ni desplazadas ni volcadas por desastres naturales.
  • Protección del paisaje: el paisaje exterior se mantiene.
  • Aprovechamiento del paisaje: se inegran totalmente en el paisaje, aprovechando las formaciones existentes y el tejado verde.
  • Proección contra incendios: el material principal para construir es el hormigón.
  • Cultivo en el tejado: ya que el tejado es zona verde, pueden cultivarse plantas y hortalizas.
  • Luz: aunque puedan parecer casas oscuras, en realidas se construyen con muchas ventanas y lucernarios.

En cuanto a los inconvenientes, la casa cueva está compuesta sobretodo por paredes curvas por lo que es un poco difícil integrar el mobiliario. Aun así, puede crearse mobiliario a medida o muebles de obra, integrados en las propias paredes curvas, creando una armonia organica, por ejemplo mirad las obras y los muebles de Antoni Gaudí.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *